El Hierro Digital

POR LOS CIELOS DEL AYER

Valora este artículo
(0 votos)

Si, recordar es vivir,

no cabe la menor duda

de que, se vuelve a sentir,

ese tiempo tan feliz

que, en la mente ,nos perdura.

Evocamos mucha cosas,

unas buenas y otras malas

que, por fragantes y hermosas,

espinas tienen las rosas

y, cicatrices, las almas.

Los instantes ya pasados,

otra vez, no volverán

pero, quedan archivados,

totalmente almacenados

y, jamás, se borrarán.

Exponiendo estas ideas,

despuntadas al azar,

les diré de una vivencia,

que me brindó la experiencia,

conociendo a un inmortal.

En Caracas, un buen día,

desde una tienda famosa,

la policía salía,

con un joven que tenía

la nariz, con sangre, rota.

Entre el tumulto quedé,

para ver lo que pasaba

y, bien pronto me enteré

de que, un gran artista fue,

el autor de la trompada.

En persona, PEDRO INFANTE,

allí mismo se encontraba.

Le miré por un instante,

observado en su semblante

que, de un lío, se trataba.

Y fue que, aquel mocetón,

se volvió un impertinente

que, sin disculpa o perdón,

loe arrancó de un sopetón,

un  bisoñé de la frente.

Porque metieran la pata,

en la sien se le veía,

brillante injerto de plata

que, el curioso destapara,

para ver lo que tenía.

Era individuo normal,

de agradable compañía.

¡Entre la gente, uno más

que, de forma natural,

su sonrisa, repartía!

Se informaban lindos hechos

altamente comentados.

Le cantaba hasta a los presos,

entregando buenos pesos,

a muchos desamparados.

En Venezuela, él actuaba,

siempre en directo o a “capela”.

Una vez que terminaba,

a algún pobre se llevaba,

para ofrecerle una cena.

Uno de ellos,afirmaba:

“ME METIÓ POR EL “TAMANACO”

Y, UN BANQUETAZO ME DABA,

MIENTRAS LA GENTE MIRABA,

AL CABALLERO CHAMACO!

Desde Caracas partía,

a México capital.

Su propio avión conducía,

en el que se  estrellaría,

en aquella serranía,

de Mérida- Yucatán.

Fue, en mil novecientos cincuenta y siete.

Tenía tan solo treinta y nueve años,

y, como suele suceder, la Muerte,

en nubes de leyendas, le convierte,

parta elevarlo a eternales peldaños.

En Berlín, “OSO DE PLATA”,

como el actor principal.

Con “TIZOC”, en la pantalla,

a MARÍA FÉLIX, daba,

su “AMOR INDIO”, FATAL.

“ESCUELA DE MÚSICA”,”EL INOCENTE”,

“SOBRE LAS OLAS”, “LOS MARTÍN CORONA”,

“NOSOTROS, LOS POBRES”, “LOS TRES HUASTECOS”

“CON LA VIDA DEL OTRO”, “PEPE EL TORO”...

¡Títulos son de agradables recuerdos

que, reviven los cines caraqueños,

“EL CAPITOL”, “CONTINENTE” y “ APOLO”!

Fuera el ídolo carnal,

de arrullante melodía.

En su forma de cantar,

flotaba un Don especial,

de atrayente simpatía

Hoy, mi musa, aquí, le nombra

y, es digno de agradecer.

Bendita luz que, en la sombra,

me lleva, entre alas de alondra,

por los cielos del ayer!

***********************************************************

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario