El Hierro Digital

Vender humo

Valora este artículo
(1 Voto)

Vender buenas noticias es el objetivo de cualquier gabinete de comunicación. El Cabildo de El Hierro, eso hay que reconocerlo, es especialista en vender la cara más optimista que se pueda crear de la realidad herreña, son verdaderos expertos y eso es bueno. Hacen su trabajo bien, con creces.

El problema viene cuando el presidente del Cabildo, el señor Alpidio Armas, decide magnificar un dato de descenso de paro provocado por los tan anhelados planes de empleo que siempre surgen cerca de períodos electorales,  ocultando la difícil situación en la que se encuentra inmersa la más pequeña de las siete islas canarias.

Se ha olvidado al hacer sus declaraciones de los lamentos e incluso llantos de muchas personas que casi diariamente se sientan junto a él en el sillón de su despacho. Esas personas que piden ayuda, que no pueden alimentar a sus familias, que se ven obligadas a abandonar sus casas e irse a otras islas en busca de trabajo dejando atrás a familiares y amigos conforman la verdadera realidad de la isla. Él las conoce y ha escuchado sus necesidades y a todos les ha pedido tiempo y paciencia, aumentando así su desesperación.

La despoblación es la verdadera realidad de la isla. El cierre de negocios, el alto endeudamiento de los autónomos que luchan por no cerrar sus negocios, las casas y pisos vacíos, la desmotivación y la precariedad son las evidencias que cualquier visitante que haya conocido El Hierro hace unos años siente cuando lo vuelve a visitar.

Y esa realidad no la pueden ocultar un descenso del paro ni un aumento de turistas respecto a los últimos años de crisis sobre todo con los incentivos económicos que se han dado a quienes nos visitan.

Un buen gobernante no obviaría esta realidad en sus declaraciones, la reconocería. Reconocería que no se sabe bien la población activa de la isla, y que si en la actualidad, apenas el censo supera las seis mil quinientas personas, y sabemos que la base de la pirámide de edad poblacional supera la edad de jubilación, y que hay más de mil personas en edad de trabajar en el paro, El Hierro tiene un grave problema en su tan renombrado modelo de desarrollo sostenible.

Parece ser que este modelo solo sirve para seguir manteniendo el clientelismo político. A los hechos me remito.  

A partir de ahora como se acercan las elecciones nos vamos a cansar de leer notas de prensa que venden la otra realidad, la de los políticos que quieren volver a ganar y les volveremos a recordar que la población herreña conoce perfectamente su realidad y que la otra realidad, la que les interesa vender, pueden venderla fuera, solo fuera.

Modificado por última vez en

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario