Logo
Imprimir esta página

“Televisión Canaria”

Valora este artículo
(1 Voto)

Algunas semanas atrás, la Televisión Española en Canarias difundió el malestar de los gestores y personal técnico responsables de los parques nacionales de Canarias. Estos parques, desde hace algunos años fueron transferidos a nuestra comunidad y desde entonces, en palabras de sus responsables, están en peor estado que antes; es decir, el gobierno autonómico no se ocupa debidamente de ellos y no les dota de los recursos económicos necesarios; y pedían la devolución de la gestión, de nuevo, al estado. Y como afirmaban los gestores, los políticos de Coalición Canaria, que se desviven y movilizan a la población para impedir la realización de prospecciones petrolíferas —catas en el lecho marino— a unos 60 kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura, por parecerles perjudicial para los intereses turísticos y medioambientales del archipiélago, nada hacen por conservar lo que ya tienen: los parques. En la Televisión Canaria no se difundió esta noticia; al menos, yo no la escuché.
Algunos días atrás, la Televisión Canaria informó de que el alcalde de Valverde y diputado autonómico Agustín Padrón Benítez, del Partido Popular, había sido condenado por un delito de prevaricación administrativa y otro de malversación en concurso medial, según sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (Sala de lo Penal); y, como es de rigor, acompañó la noticia con imágenes del político herreño, de su toma de posesión como alcalde.
Pero la noticia no era completa; la cadena canaria obvió informar —la Televisión Española en Canarias, sí lo hizo— de que el Teniente de Alcalde, José Miguel León Quintero, de Coalición Canaria - A.H.I., también había sido condenado por los mismos delitos, ya que durante el tiempo de los hechos juzgados (1 999), ambos gobernaban el ayuntamiento de Valverde, en pacto.
Algunos pensaran que, ambos casos reseñados, fueron simples lapsus; pero a los más "sensibles", lo más "quemados" por los manejos de los políticos, supimos que había gato encerrado. Y el gato no era otro que esa televisión canaria —televisión de Coalición Canaria, más bien—, lacaya del gobierno, solo pregona y difunde las noticias que benefician los intereses de ese partido y menoscaban a sus rivales políticos y esconde —en el mejor de los casos, descafeína— las que le perjudican. Los reporteros de Coalición Canaria son unos pregoneros infatigables y serviles, cornamusa en boca, que va voceando las andanzas del presidente del gobierno, sus "logros", de lo que batalla y se interesa por solucionar los problemas de los canarios; de lo mal que le tratan en Madrid, de las medidas restrictivas que tiene que adoptar por los recortes del gobierno central... Pero, bajo ningún concepto, difunde sus carencias, errores, negligencias y abusos. ¡Solo faltaba! Cuenten las veces que aparece el señor Rivero durante los "informativos" y se quedarán pasmados.
La canaria, como tele pública, la pagamos todos; por esa razón, su información y contenidos deben ser objetivos y veraces, negándose a difundir medias verdades y abarcar todos los ámbitos de interés, perjudiquen o beneficien a Coalición Canaria. Esta televisión, con su contenido sesgado y censurado, alimenta el caciquismo encostrado, principalmente, en las islas occidentales; Tenerife, a la cabeza.
Esa manera de informar, manipulando a los ciudadanos es propio de una secta que trata de adoctrinar a sus prosélitos, dándoles la dosis de información calculada y procurando que no reciban tratamiento o alimento por otros medios que los que ellos controlan. Y es necesario, amable lector, contrastar la información; a menos que nuestro horizonte de vida no sienta más inquietud que la de atracarse con lo que regurgitan los que tratan de liderar, in fine, la manada; sin importar si el alimento está putrefacto o falto de nutrientes.
Aplicando el método inductivo a estos hechos puntuales, podemos generalizar lo que los muñidores de la información nos ocultan, tergiversan y manipulan de aquellos otros de mayor calado y trascendencia para los ciudadanos.
Todos tenemos derecho a sobrevivir, no solo los que se alzan con sus engaños y artimañas en machos alfa.

Eugenio Fernández Murias

Lo último de Eugenio Fernández Murias

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados