El Hierro Digital

Por Donacio Cejas Padrón 

En días pasados falleció en nuestro Valle a la avanzada edad de noventa y tres años, D. Leonardo Armas Benítez, un vecino muy querido, y que por su trayectoria  familiar, comercial, industrial, y política  ha entrado a formar parte de  la historia del Municipio de La Frontera  de una manera muy singular.

               Conocí a D. Leonardo desde mis primeros años, siempre atareado  en su molino de gofio, su carpintería, su tienda de ultramarinos, sus fincas de La Frontera y Tarros, y un poco mas tarde en su cantina del Casino de Belgara.  Entre las estampas primeras  que guardo del fallecido están aquellas que  ofrecían los  enormes troncos de pinos, que traídos desde El Pinar  eran descargados en  El Puente de Belgara, y que después  él y sus colaboradores, Amos, Dacio, Santiago, y algunos otros aserraban a  mano con unas enormes  herramientas que convertían los troncos en madera útil para la construcción de puertas y ventanas.

             También emigró a Venezuela, no por mucho tiempo,  allí se dedicó al comercio del tomate, y a su regreso se dedicó de lleno a  trabajar sus fincas de La Frontera y Tarros, una de ellas adquirida del famoso luchador D. Ramón Méndez Díaz, las dedicó especialmente al cultivo de la viña y los durazneros, llegando a ser uno de los mas importantes cosecheros de esta ultima fruta que exportaba para Las Palmas. Tuvo la genial idea de solicitar autorización para  colocar una tubería desde La Fuente de Tincos  y así  aprovechar el  agua sobrante de este  manantial, y  su plantación de durazneros se  beneficiaron de este riego aumentando su producción y calidad.

               Ejerció  de Juez de Paz en El Juzgado de Frontera, y años mas tarde y por gestiones personales de D. Matias Castañeda Padrón, Presidente de El Cabildo en aquella época, fue nombrado Alcalde del Municipio a pesar de su manifiesta e innegable  condición de hombre de izquierdas.

               Ya nuestro investigador y vecino de Frontera D. Juan Carmelo Padrón, en  otra información publicada en este medio ha hecho mención a su afortunada idea de vender un trozo de terreno en El Sur de La Isla para sanear  Las  Arcas Municipales,  comprar la finca de La Corredera, donde se ha construido el edificio  del nuevo Ayuntamiento,  y algunas obras de interés social para el Municipio, también ejecutó  otras acciones muy importantes en diversas zonas del Termino Municipal que han sido muy determinantes  para el progreso del mismo.

Se debe hacer notar, que D. Leonardo disponía de medios económicos para comprar la finca de La Corredera, y que  pudo haberla comprado para si mismo, y así se lo aconsejaron algunas personas, pero D. Leonardo puso por encima de su beneficio personal, el interés general y adquirió la finca para El Ayuntamiento, por ese gesto, y por otros muchos de integridad moral, pasará  a la historia como un Alcalde de trayectoria honrada y laboriosa.

Ya de mayor D. Leonardo me honró con su amistad, en una oportunidad  me permitió  hacerle una entrevista que fue publicada en otro medio,  y hoy quiero por estas sencillas

Líneas dedicadas a su recuerdo, acompañar a su esposa Da Inota, fiel compañera y trabajadora incansable durante toda su vida, a sus hijos Eutimio y Mary Yaya , el testimonio de mis condolencias mas sentidas de mi casa y de los míos.

D. Leonardo, querido amigo fallecido, se ha ganado Vd. el premio que solo  merecen  los hombres  de bien, y Vd. lo fue, y sus vecinos no le olvidaran. En nuestro Municipio hace mucho tiempo que faltan hombres de su talla para dirigir sus destinos, y esa carencia le ha costado muy caro.       

Publicado en Crónicas del Pasado
Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario