El Hierro Digital

Vida en las “restingolitas” de El Hierro

Valora este artículo
(3 votos)

El equipo de Mobula Buceo ha descubierto vida en las llamadas "restingolitas" de El Hierro. Son los primeros en obtener pruebas de que una regeneración rápida es posible, aunque se abren muchas incógnitas sobre el verdadero significado de este hallazgo. Mientras, los pequeños terremotos se suceden y la isla sigue temblando.

El proceso eruptivo submarino en El Hierro sigue estable aunque se mantienen los seísmos "preocupantes" en la zona de la Frontera, al NW de la isla, que rondan los 3-4 grados en la escala Richter.

En los últimos días se especulaba sobre la aparición de una nueva boca en la zona sur cercana a La Restinga, pero se ha comprobado que no es así. Lo que sí se ha podido comprobar es que existe un desplazamiento de la mancha por las costas de la isla y los investigadores no están dando respuestas del por qué de la misma.

Nadie parece estar estudiando un fenómeno de tanta importancia en islas oceánicas, como es el movimiento, tanto en superficie como en profundidad, de las intensas corrientes que se trasladan alrededor de la misma y que seguramente van a influir de manera notable en el traslado de los productos "tóxicos" de la erupción del sur a otros puntos de la isla.

Al igual que en un primer momento, estas corrientes trasladaron material gaseoso a otras zonas, y se ha podido observar que las mismas han sido capaces de eliminarlo de esas zonas trasladándolas a mar abierto. Un estudio de especial interés que debería estar suscitando más de una investigación. Pocos momentos habrá para hacerlo con estas condiciones y con comprobación a primera vista de los resultados.

MOBULA ENCUENTRA VIDA EN LAS "RESTINGOLITAS"

En el barco Nautilux de Mobula Buceo hemos estado saliendo a la mar para observar el desarrollo del proceso eruptivo y bucear en todos los lugares de la isla. En los primeros momentos de la erupción en el sur recogimos en muchos lugares de las aguas circundantes a la isla las famosas "restingolitas", producto de magma volcánico formado por vidrio volcánico transparente con cristales de oxido de hierro y traquita rica en sílice. El tamaño es variable y en un primer momento emergieron gran cantidad de ellas por la erupción.

Lo curioso de éstas no es su composición, que de por sí lo es y de gran interés científico, si no que en las mismas "restingolitas" que recuperamos de la superficie, unos 10 días después de la erupción, encontramos que en su interior se encontraban cangrejos vivos y estaban colonizados por mejillones, percebes y otros elementos vivos que nadie al parecer se molesta en investigar.

Esto representa un comportamiento espectacular y único, que suscita un montón de preguntas. ¿Es posible que en tan poco tiempo se haya podido dar esta colonización? ¿Los componentes en teoría tóxicos de los gases y material magmático presentes en ellas, no afectan a este tipo de vida? ¿Cómo han llegado los cangrejos a las mismas? ¿A flote y después de días de salir a superficie? ¿Desde el fondo y con altas temperaturas? ¿Cómo han colonizado los mejillones y percebes (los hemos podido observar con un microscopio) estas piedras en tan poco tiempo y en estas circunstancias?

Preguntas apasionantes que, de momento, nadie ha sido capaz de responder, no sabemos si por desconocimiento, por ocultación de la información o por dejación. Lo importante es que la vida se abre paso incluso en las más duras de las condiciones y esto es una esperanza para el futuro de la vida marina en el Hierro.

También lo es para los buceadores y para la comunidad científica, que creemos debería estar aprovechando más esta ocasión única en la vida, para observar in situ un proceso como este y en todas las vertientes de la investigación, y que no sólo ocupa el proceso eruptivo y geológico, sino también el biológico, sus comportamientos y evolución en todas las fases.

DONADAS AL MUSEO Y MUY COTIZADAS EN INTERNET

Pedro Canomanuel, uno de los integrantes del equipo de Mobula Buceo ha donado al Museo de Ciencias Naturales de Barcelona unas piezas de "restingolita" para su exhibición. "Desde este miércoles se exponen las primeras rocas procedentes de la explosión volcánica submarina de la isla de El Hierro", según ha informado el Ayuntamiento de la capital catalana en un comunicado.

Las piedras fueron recolectadas el 19 de octubre en el Mar de las Calmas, en el sur de la isla. El material hallado se bautizó como "restingolita", por encontrarse cerca del pueblo de la Restinga. Se caracteriza por tener una superficie oscura, formada por magma basáltico que se enfrió muy rápido, lo que aporta un mayor contraste con su interior de color claro, compuesto por vidrio volcánico con alto contenido de silicio.

El museo ha precisado que las muestras halladas con posterioridad no tienen esta doble composición, por lo que la exposición incorporará una explicación sobre las piedras y una cronología reciente de la erupción.

Las rocas están consideradas como unas de las más jóvenes del planeta, y se han integrado en una vitrina dentro del ámbito de Rocas y Minerales de la exposición "Planeta Vida" del museo.

Como curiosidad, las piedras volcánicas de El Hierro han irrumpido en la red de redes, como piezas muy codiciadas y que ya se subastan. En la web de subastas por Internet eBay se ha publicado un anuncio en el que se ofrecían piedras volcánicas de El Hierro por 400 euros. Pero ahí no acaba todo. Algunos periodistas que han estado a los pies del volcán aseguran que un vecino les ofreció "restingolitas" como palmos de grandes, eso sí, 200 euros más caras que en Internet.

Texto y fotos: Jaime Canomanuel / Mobula Buceo

restingolita6001

restingolita 600 (2)

restingolita600


Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario