El Hierro Digital

Discurso de Donacio Cejas con motivo del Reconocimiento Leoncio Morales

Valora este artículo
(0 votos)

Buenas tardes a todos.
MUCHAS GRACIAS POR SU PRESENCIA, A V ECES UNO SE LLEVA ALGUNA SORPRESA, NO PENSABA YO NI SEGURAMENTE MIS COMPAÑEROS DE PREMIOS QUE ERAMOS TAN ESTIMADOS.

Nos ha congregado en esta tarde veraniega del 2,016, en el salón de plenos de nuestro Ayuntamiento, la figura del recordado Leoncio Morales, un soñador irrepetible, y a su sombra estamos recibiendo tres vecinos del pueblo, el premio que lleva su nombre , para honra de nosotros.

Años atrás se estableció como costumbre en este valle, que cada año dentro de las fiestas del verano se le rindiera tributo a alguna persona o institución que de alguna forma se hubiese destacado en el pueblo o en la isla, esa costumbre se perdió sin saber porque, y volvió a recuperarse en los últimos años con el homenaje que le tributamos al primer secretario del Ayuntamiento de La Frontera, D. Feliciano Pérez Zamora, después el que se le hizo a los promotores de la construcción del campanario de Frontera, y el pasado año a los hermanos Padrón Villarreal, lamentablemente no se pudo celebrar este año el que se propuso, el cual estaría dedicado a los sondistas, técnicos del Ministerio de Obras Publicas que llegaron aquí en 1,963 para con sus estudios descubrir la calidad y cantidad de agua de nuestro subsuelo, pero fíjense ustedes La Fundación Cultural Hero, ha tomado el relevo y en su edición anual del premio Leoncio Morales ha llenado un vacío, tributando ella m misma este homenaje a un grupo de vecinos, gracias a esa fundación y a quienes la regentan, y esperemos que esa bonita costumbre no se pierda de nuevo y se convierta en tradición.

De los tres vecinos que vamos a recibir este premio, el único que sobra soy yo, que en nada me he destacado, y créanme que lo recibo con cierto sonrojo, pero al tratarse de un reconocimiento que trae aparejada la figura de mi querido amigo Leoncio, por respeto a su recuerdo y a quienes decidieron incluirme en la lista, lo recibo con satisfacción y lo colocare en mi casa de Frontera como un trofeo de incalculable valor espiritual, y cuando mis nietos me pregunten quien fue Leoncio Morales, me sentaré pacientemente a explicarles que fue una persona de grandes virtudes, de sueños hermosos, y de acciones culturales inextinguibles para nuestro pueblo, que fue un hombre bueno, y que además fue mi amigo.

Cayo, me permitirás que hable brevemente de ti, de tu persona, de tu familia, de tus padres, de tu hermano, etc. y naturalmente de nuestro querido maestro Ardevol, que todavía proyecta su sombra de sabiduría sobre nosotros, pero antes déjame tener un recuerdo para nuestros queridos hijos ausentes, Cayo, enólogo trabajando en Méjico, y mi hijo Donacio ejerciendo de arquitecto en Londres, los dos lejos de su patria, pero que tienen aquí una parte de su corazón, y tanto ellos como nosotros, lamentando no haber podido realizar su vida social y profesional en nuestra España Inmortal., cosas de la vida. Hablar de ti no me cuesta nada, y menos aún hacerlo en este Ayuntamiento al que dedicaste una buena parte de tu juventud, ejerciendo de concejal y después de alcalde doce años, a hombros de tu Land Rover Tf 609 C recorriendo a diario las vías de nuestra isla tratando de resolver algún problema de tus vecinos sin remuneración económica alguna, y decirte naturalmente que tu si te mereces este premio, y todos los premios que hubieren.

Mi relación con Cayo y su hermano Felo viene desde nuestra lejana niñez, compañeros de juegos, de escuela, de adolescencia, de juventud , e igualmente de mayores, siempre hemos coincidido en tantas y tantas cosas de la vida, de las relaciones humanas, etc llevando por delante siempre como norma constante el respeto a los demás y el amor a nuestra tierra, por eso Cayo te repito, tu si te tienes merecido este reconocimiento, por la trayectoria de tu vida, trabajador incansable, enamorado de la agricultura, apasionado de la viña y del vino, y de los duraznos y de todo lo que conlleva la dedicación a labores de campo, por lo tanto no te sientas como yo, sonrojado, al recibir este reconocimiento, tu persona, adornada de tantas virtudes lo merece.

No podría dejar de referirme a tu larga trayectoria en la v ida publica y política de nuestro pueblo y de nuestra isla, comenzaste de Presidente del Casino de Frontera, después Fundador y primer presidente del Club de Luchas Ramón Méndez, Concejal del Ayuntamiento de La Frontera, Alcalde, Consejero del Cabildo Insular, Director de Área, Fundador y Vicepresidente de La Cooperativa de Frontera, Fundador y Presidente del Consejo Regulador, y tantos cargos mas que ahora no sería necesario detallar.

Me recuerdas siempre que entraste en política de la mano de quien tu consideras tu maestro en este mundo D. Matías Castañeda Padrón, y que formando equipo con el mismo, tu desde el ayuntamiento como Alcalde y D. Matías desde el cabildo como Presidente, lograron para nuestra tierra en unos años de intensa actividad, grandes cosas, algunas de las cuales pensaba detallar, tomando los datos de un ejemplar del periódico El Día del año 1,977. Pero que para no alargar demasiado el acto la dejaremos para otra oportunidad, sin lugar a duda hiciste muchas cosas buenas por nuestra tierra, y entre ellas me atrevo a recordar, el constante esfuerzo de convencimiento que tuvieron que hacer las autoridades del momento, y tu en particular, para lograr que todos los vecinos dieran sus terrenos gratuitamente para construir la hermosa red de carreteras interiores que hoy atraviesan nuestro valle, pues ha de recordarse que incluso los terrenos de la carretera de Las Puntas a Sabinosa fueron regalados por nuestros vecinos, acción esta que debemos agradecerles eternamente.

No me extraña tampoco tu admiración por D. Matías Castañeda, me unen al mismo lazos de sangre, y estuve muy ligado a el en los últimos años de su vida, fui dos veces a Cuba casi a curiosear y conocer los sitios donde vivió, todas las personas que conocí lo recordaban como un hombre singular y de proyecciones a muy largo plazo, allí existe todavía en la finca Perseverancia la escuela publica Ignacio Padrón Hernández, que los vecinos de Unión de Reyes no han dejado que le quiten su nombre, y el centro medico de Unión de Reyes, donado por la familia Padrón Arenas también conserva el nombre de Ignacio Padrón, y ayer que estuve de visita en La Virgen de Los Reyes, recordaba yo que fueron ellos, en este caso los hermanos Castañeda Padrón, Andrés y Matías los que a sus expensas mandaron construir en 1,947 el muro que rodea el santuario y los cuartos para los romeros que aun existen, asimismo tenemos como muestra viva de sus acciones aquí en nuestra tierra, la figura esbelta y emblemática de El campanario de Frontera, y creo recordar también que al acceder D. Matías a la presidencia de El Cabildo, una de sus primeras o obras fue la de El Mirador de Jinama , y me uno a ti en esa admiración que naturalmente comparto.

Después formaste equipo con D. Federico Padrón y con D. Tomás Padrón, que nos honra con su presencia, y también junto a ellos se obtuvieron grandes logros para El Hierro. Al mismo tiempo que enterados ya todos de la calidad y cantidad de agua en el subsuelo de El Golfo, y con la inolvidable colaboración de los recordados palmeros, comenzó una época de gran dinamismo especialmente en El Golfo, sus vecinos residentes aquí y los que vivíamos fuera, hicimos inversiones en el sector agrícola, y logramos entre todos la transformación de la vida social y económica de nuestro valle, por lo tanto no se piense que el desarrollo logrado aquí fue un fruto silvestre, fue sencillamente el resultado de grandes esfuerzos e inversiones en camiones, maquinarias fincas etc. Y si otras latitudes de nuestra isla no se desarrollaron fue por que no siguieron nuestros ejemplos, invirtiendo en su isla. Yo creo que estas acciones ejecutadas en Frontera son la mejor manera de demostrar el patriotismo y el amor a la tierra de nacimiento.

Hoy es un día de entrega de reconocimientos y de nada otra cosa, y no de exigencias, pero aprovechando la presencia de muchos de nuestros dirigentes políticos de todos los partidos,
Me voy a permitir, con el debido respeto y consideración para todos, oyendo como se oye el clamor de los vecinos de Frontera, pedirles que trabajen todos en equipo para que nuestra isla vuelva a tomar camino del progreso, y se detenga el desangre de la emigración de los últimos tiempos,, todos conocemos vuestra dedicación y deseos de trabajar por nuestra tierra, pero sin duda trabajando todos en coordinación los resultados serán mejores, y nuestra isla necesita de todos ustedes, pues han de saber que el censo de habitantes de El Hierro ha retrocedido a cifras de 1,912 cuando se creó el Ayuntamiento de La Frontera, el cual era entonces de 6,789. 4,098 en Valverde y 2,691 en Frontera – 1,612 en El Golfo y 1,079 en El Pinar,.- 844 en Taibique y 245 en Las Casas
Por lo tanto entendemos que no es la hora de los partidos, es la hora de las acciones coordinadas para realizar políticas acertadas y que ese flujo peligroso de emigrantes se detenga, pues de seguir así, con cuatro administraciones oficiales en la isla con sus estructuras de gastos pudiera llegarse a aquella paradoja del ejercito que tenía mas capitanes y oficiales que soldados de tropa.

Frontera necesita su zona industrial, para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas, el día de los camioneros desfilaron una buena cantidad de vehículos industriales que están casi ociosos esperando que se les permita bajar tierra para construir nuevas fincas en El Golfo, y ese tramite debiera agilizarse al máximo pues hay hombres dispuesto a ensanchar la zona agrícola de nuestro valle. Frontera necesita que se le termine su polideportivo, necesita un tanatorio digno, necesita otra oficina de farmacia, y otras cosas mas que no será momento de detallar pero que son evidentes y que todos Vds. Deben saber y comprender.

Piensen que la actividad económica de la isla depende fundamentalmente de Frontera, que nuestra Cooperativa del Campo tiene una facturación anual cercana a los seis millones de €, que es necesario- repito - agilizar los trámites para poder bajar tierra, y que en fin se hace mas indispensable que nunca el trabajo conjunto de todas las administraciones para invertir la tendencia de despoblamiento por la de aumento de población y actividad económica, esta petición hacia Vds., políticos de nuestra isla, de todos los partidos y tendencias, con todo el respeto y el cariño que les tengo.

De la persona de D. José ya se ha encargado María Elene de hablar de su persona, todos lo queremos y le pedimos a Dios mucha vida para el, lo necesitamos entre nosotros muchos años mas.

Y para finalizar, respecto a mi persona, sencillamente decirle a La Fundación Cultural Hero, que agradezco profundamente este reconocimiento que yo creo inmerecido, pero que lo recibo con sano orgullo, pues no se me otorga por ningún merito empresarial o actividad política, se me otorga por mis valores personales, por ser sencillamente una persona honesta que ha transitado por la vida sin ofender a nadie, respetando a todo el mundo, ejerciendo el bien siempre que podido, sin dobleces ante las injusticias, los abusos o las vivezas, vengan de donde vengan, lo cual no siempre es fácil. Y también por el amor a mi tierra de la que emigré en 1,960 con apenas catorce años a fregar plastos y vasos en La Churrería Las 3 Puertas de Gran Canaria. Después en mi larga ausencia en el Sur de Venezuela, me miraba a diario en las aguas del Orinoco y del Caroní para compararlas con la Bahía de Punta Grande y Los Roques de Salmor a donde por sobre todas las cosas materiales que la vida me ofrecía allí , yo quería volver y que fuera también la patria de m mis hijos.
Todos tenemos a lo largo de nuestra vida el recuerdo especial de algunas personas que fueron determinantes en nuestra formación como ser humano, yo tengo guardado muy profundamente un sitio para dos, una de ellas mi recordado tío Andrés Castañeda Padrón, junto al que trabajé durante algún tiempo en los años sesenta en Las Palmas, aprendiendo, o tratando de aprender de su regia persona principios de moralidad y rectitud que me han acompañado durante toda mi vida, y les voy a leer una parte de la dedicatoria que me hizo del libro El Hijo del Emigrante, que me regaló el Enero de 1,965, y que de vez en cuando vuelvo a leer íntegramente pues de su lectura obtengo cada vez que lo leo nuevos principios y nuevas sensaciones.

La segunda persona, naturalmente es mi madre, que perdí siendo un niño, pero que todavía resuena en mis oídos y en mi corazón cuando con su dulce voz nos decía continuamente a mi querido hermano y a mi, MIS HIJOS QUE SEAN BUENOS.

Pues si tanto mi hermano como yo que conocimos la dolorosa orfandad siendo muy jóvenes, pero que tuvimos en nuestros abuelos Francisco Donacio y Catalina, una fuente inagotable de cariño y ternura que nunca olvidamos, hemos sabido seguir sus consejos, y ser personas buenas y decentes, bienvenido sea este premio que quiero compartir con mi amada esposa y compañera de luchas y sacrificios por mas de cincuenta años, mis queridos hijos, y mis adorados nietos, y esa manera de comportarme será sin duda el mejor patrimonio que quiero legar a mis descendientes.

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario