El Hierro Digital

SEMANA SANTA EN FRONTERA

Valora este artículo
(0 votos)

Con mucho regocijo he asistido a los actos religiosos de La Semana Santa en Frontera, después de varios años sin haberlos podido vivir y presenciar por razones familiares y de trabajo, y la verdad es que disfruté plenamente del programa preparado en La Parroquia para esta fecha tan importante para La Iglesia, en la cual se rememora La Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.

Los vecinos de Frontera de mi tiempo, tenemos impresa en la mente y en el corazón aquellas Semanas Santas de nuestra niñez, con los párrocos D. Fidel Henríquez y D. Jose Segura, y la solemnidad que entonces se les concedía a todos los actos de las mismas, a los cuales acudían casi todos los vecinos de Frontera, tanto niños como jóvenes y mayores, y será por eso por lo que su recuerdo es tan grato para nosotros, y hacemos todo lo posible en la actualidad para estar presentes también en las celebraciones actuales.

Los tiempos han cambiado, y ello ha llevado consigo nuevas maneras de entender la vida, y no se pueden comparar unas épocas con otros, pues se observa la ausencia de bastantes vecinos del pueblo en las celebraciones religiosas, y ello hay que entenderlo y respetarlo, pero a pesar de ello sigue siendo La Semana Santa una época de bastante fervor religioso y se han podido celebrar con dignidad todas las procesiones y actos programados, y una buena parte de nuestros vecinos ha acudido a su parroquia con devoción y respeto para participar en los actos y procesiones, entre las que destacaría yo La Procesión del Encuentro por La Montaña Jopara y la del Silencio hasta El Lunchón.

Quiera Dios que otro año, que es también año de Bajada, tengamos la necesaria salud para de nuevo estar presentes en tan entrañables fechas. El año de Bajada, es para los herreños ausentes una fecha marcada en el calendario de su vida, para hacer todo cuanto se pueda para venir a nuestra isla, y recuerdo en particular que en el año 1,965 que coincidieron también las fiestas de La Bajada de La Virgen de Las Nieves en La Palma, partió el Trasatlántico Zarriento desde el puerto de La Guaira directo a la Palma cargado de emigrantes palmeros y herreños a disfrutar de sus Bajadas. Hoy Venezuela atraviesa una situación muy particular y delicada que ya no le permite a los canarios residentes allí trasladarse masivamente como se hacía durante muchos lustros, pues la paridad del Bolívar con respecto a la moneda Euro no facilita esos viajes, quiera Dios que las cosas mejoren allí....y aquí... para que nuestra próxima Bajada de La Virgen sea todo lo solemne que todos deseamos.

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario