El Hierro Digital

VISITA AL CORREILLO LA PALMA

Valora este artículo
(0 votos)

Con motivo de la estancia en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife del buque escuela JUAN SEBASTIAN DE EL CANO, al cual visité, tuve la idea de visitar también el correíllo LA PALMA atracado en el muelle Norte , y la verdad es que experimenté una agradable sensación de gratitud hacia ese emblemático buque de transporte, que junto a sus gemelos VIERA Y CLAVIJO Y LEON Y CASTILLO tanto significaron para Canarias y para los canarios, y me propuse dedicarle una modesta crónica- con el permiso de La Sra. Aurora Directora de El Hierro Digital.

En esta breve crónica trataré de resaltar algunos datos y anécdotas acerca este barco, que con su casco negro y sus chimeneas amarillas y rojas, fue un referente en los mares canarios desde los primeros años del siglo XX hasta mediados de los años sesenta en que fueron sustituidos por los llamados Santa Maria, unos buques nuevos, construidos en Valencia, y que la verdad es que no dieron gran resultado y pronto desaparecieron de los puertos canarios, me refiero al SANTA MARIA DE LA CANDELARIA, SANTA MARIA DE LAS NIEVES Y SANTA MARIA DE LA CARIDAD. En esta crónica me referiré en particular a la relación del correíllo LA PALMA con nuestra isla de El Hierro.

Los viejos correíllos hacían su ruta a El Hierro dos veces en semana, llegaban allí los lunes y viernes en horas de la tarde, y volvían a Tenerife a las doce de la noche, con escalas en La Gomera y algunas veces también con La Palma, y como en cada puerto paraban unas horas, pues al final el viaje en uno u otro sentido duraba aproximadamente 18 horas, y en mi niñez tanto en La Gomera como en El Hierro, fondeaban a cierta distancia del puerto, y las operaciones de desembarco del pasaje se hacían por medio de lanchas y lo mismo naturalmente las operaciones de carga y descarga de materiales e incluso de vehículos. Esta manera de operar tan molesta y lenta se prolongo hasta el año 1,960 en que se inauguró el muelle el día 7 de Septiembre, recuerdo que en el programa de la Bajada de La Virgen del año 1,961 se daba cuenta de la inauguración del muelle, con una foto en la que ya aparecía un barco atracado, y con el siguiente comentario, "El Puerto de El Hierro, claustro de espera de la población herreña, es desde el 7 de septiembre de 1,960 catedral de realidades"

Pero a pesar de contar con facilidades de atraque de los correíllos, la verdad es que los viajes desde El Hierro a otras islas seguían siendo muy penosos y casi no significó ningún avance ni evidencia de mejora en la calidad de vida de los herreños, y nada digamos para los enfermos que necesitaban tratamientos médicos urgentes.

El Presidente de El Cabildo de entonces D. Matías Castañeda Padrón, luchaba incansablemente en Tenerife y Madrid por la construcción de un aeropuerto para la isla, y entre sus argumentos que justificaban tal obra, siempre reseñaba las largas horas de viaje que los herreños tenían que soportar para llegar a Tenerife, y la verdad es que casi nadie le hacía caso, ni en Tenerife ni en Madrid, hasta que por fin El Ministro de El Aire, Teniente General Lacalle le prestó la debida atención, y entendió que sus peticiones tenían fundamento y se iniciaron los tramites para la construcción del aeropuerto de El Hierro, que se inauguró el 11 de Diciembre de 1,972, que fue la culminación de un sueño hecho realidad, cambiando el tiempo de viaje de 18 horas de barco a media hora de avión.

Los correíllos tocaban hasta 1,933 además de La Estaca como puerto principal, en La Restinga, en Punta Grande, y alguna vez incluso en Sabinosa, y la supresión de estas escalas significaron un duro golpe para la economía de El Golfo y de El Pinar, y a pesar de que se luchó mucho desde las instituciones para que se recuperaran esas escalas, no se consiguió el objetivo.

Un hecho muy curioso y que muy poca gente recuerda, y que contaré, el año 1,956 fue de un invierno muy intenso con muchas lluvias y temporales de mar, y una vez el correíllo al salir de La Estaca, parece que su Capitán viendo la gran tormenta, tuvo miedo de hacerse a la mar y optó por conducir el barco hacia la parte interior de los Roques de Salmor, cerca de Punta Grande y allí permaneció refugiado dos días hasta que la mejora de las condiciones le permitió viajar a La Gomera, ese año la isla estuvo un mes incomunicada totalmente pues no había manera de que los barcos pudieran operar en su puerto.

El correíllo La Palma, junto a sus gemelos, forma parte de la historia de Canarias y de nuestra isla, por muchos años sirvió de puente entre ella y el resto de otras islas, fue testigo de muchas alegrías y reencuentros familiares, y también de muchas tristezas y despedidas de los emigrantes que se aventuraban al mas allá, y esta visita la interpreté íntimamente como un acto de cortesía y respeto hacia algo que ha significado mucho en nuestras vidas.

El correíllo La Palma, ahora es propiedad de El Cabildo de Tenerife y por medio de La Fundación que lleva su nombre, se está logrando su restauración para dedicarlo a fines culturales, y se espera que en fechas o lejanas lo veamos de nuevo cruzando los mares de Canarias con su estampa marinera y singular.

Ficha técnica del correíllo La Palma
Año de su construcción 1,912
Registro Bruto 894 Toneladas
Registro Neto 514 Toneladas
Peso Muerto 546 Toneladas
Eslora Total 67,09 Metros
Calado Máximo 3,68 Metros
Equipo Propulsor Una maquina alternativa de triple expansión con 700 caballos de potencia
Velocidad 11 Nudos Pasajeros 190, en cuatro clases, Primera, Segunda, Tercera y Cubierta.

Único barco mercante de su época que permanece a flote.

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario