El Hierro Digital

VENEZUELA EN EL RECUERDO, VENEZUELA EN EL CORAZÓN

Valora este artículo
(1 Voto)

¡Pobre Venezuela! ¡Cómo te han arruinado tus hijos!

Todavía conservo en mi oficina de trabajo, mis documentos de identidad venezolanos, tanto los de español residente allí, como los que me identificaron después como ciudadano con nacionalidad venezolana cuando ésta me fue concedida por las autoridades de inmigración criollas, asimismo los de mis hijas nacidas en aquellas tierras tan recordadas, y naturalmente que en función de estos vínculos espirituales y humanos, es razonable que trate de estar informado del acontecer venezolano.

Tal y como tanto se ha predicho, Venezuela está al borde del abismo económico y social, hoy el € cotiza a 1,049 bolívares, siendo el salario mas corriente allí, próximo a los diez mil bolívares mensuales, es decir que por ejemplo una enfermera, gana mas o menos 10 € al mes. Hoy un litro de leche, con cierta riqueza en calcio vale 2,125 bolívares,, y como dato relevante del drama venezolano, el ciudadano Presidente de La Asamblea Nacional, Dr. Henry Ramos Allup, le anunciaba a los venezolanos que un billete de 100 Bolívares, tiene menos valor real, que el trozo de papel y la tinta usados para su confección.

Con ese panorama tan desolador, con el precio del petróleo a poco mas de veinte dólares, se sabe que el país no resistirá por mucho tiempo esta situación, y Dios quiera que no sea así, pero me parece que una explosión social está a punto de producirse.

Ahora que aquí en nuestra patria, suenan tambores de cambio, y que pretenden ser liderados por gentes afines a los gobernantes que ha tenido Venezuela en los últimos 17 años , y que son quienes la han llevado a la ruina, sería bueno una recapacitación general de todos los españoles, una parada, una meditación, para evitar que se repitan en nuestra patria experimentos ya bien probados tanto en Cuba como en Venezuela, y que se busquen otras alternativas al nuevo tiempo político que España emprenderá en breves fechas.

Yo recuerdo de mis largos años de estancia en Venezuela, las épocas de gran desarrollo sobre todo en la zona donde me tocó vivir, dotada por la naturaleza de inmensos recursos que bien aprovechados podrían haber colocado a Venezuela entre los países mas adelantados de la zona, y así parecía que se estaba transitando hacia esas metas. Sus ríos Orinoco y Caroní, sus yacimientos de oro, petróleo, hierro, aluminio, bauxita, etc , sus inmensas llanuras donde en aquellos años se plantaron 180 millones de pinos, y tantas y tantas posibilidades de progreso, recibiendo y colocando a miles y miles de emigrantes, en su gran mayoría profesionales técnicos, que encontraban en las industrias de la zona su lugar de trabajo y su acomodo social, no hacían ni siquiera a los mas pesimistas sospechar que algún día Venezuela llegaría a la triste situación actual, habiendo perdido a una generación de jóvenes profesionales que se han marchado a otros países, los emigrantes europeos que en su mayoría pensábamos vivir allí para siempre, y que hemos regresado desencantados y asustados de tanta inseguridad, de tanta pobreza, de tanta violencia, con el temor constante de perder la vida en cualquier esquina, con la amenaza de expropiación de nuestros bienes, etc. Esos han sido los factores desencadenantes de la ruina de Venezuela, el fanatismo de la clase política gobernante, y su incapacidad manifiesta para llevar las riendas del país.

Ahora empieza a vislumbrarse en el horizonte la esperanza de un cambio de rumbo, con nuevos políticos aflorando al nuevo panorama nacional, Dios quiera que acierten en sus gestiones, y sobre todo que los venezolanos aprendan la amarga lección, y quiera Dios también que los españoles no seamos sometidos a tan dura prueba.

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario