El Hierro Digital

FALLECIÓ NUESTRA AMIGA GARI QUINTERO

Valora este artículo
(0 votos)

En días pasados falleció en esta ciudad de Santa Cruz de Tenerife, nuestra querida amiga Gari, vecina de Belgara y persona muy querida tanto en nuestro pueblo como en toda la isla de El Hierro, es decir, Gari fue apreciada por todos los que le conocimos.

La conocí en La Fiesta de Los Reyes del año 1,962, cuando mi hermano, y varios amigos, acompañamos a su novio entonces Luis Barrera, a cantarle una serenata a las puertas de La Casa Forestal donde pasaba la noche con su familia, y desde entonces me cautivó por su belleza física y espiritual, por su dulzura y por sus dotes de espiritualidad rebosante. Su noviazgo con Luis continuó y contrajeron matrimonio un par de años después, y pronto les nació su hijo Luis, lo que les llenó de dicha tanto a ellos como a toda su familia, vivían en su nueva casa de Belgara, y Gari se integró plenamente en nuestro pueblo, y se rodeó del cariño de todos sus vecinos, mientras Luis ejercía de taxista en la recién creada Cooperativa de Transportes, de la cual fue fundador junto a sus socios D. Vicente, Hilario, y Pepe.

Pero el destino les aguardaba una gran tragedia, Luis Barrera, aquel joven robusto, retornado de Venezuela, practicante de la lucha canaria, con gran sentido del humor, excelente amigo, y gran persona, murió repentinamente en el otoño de 1,965, dejando a su esposa viuda y a su hijito de apenas unos meses huérfano de padre, con lo cual el destino de Gari tomó otros rumbos y otros caminos, nada fáciles para ella, que hubo de emigrar a Venezuela con sus padres y su niño, a enfrentarse sola a las inclemencias de la vida.

Allí trabajó en la actividad comercial, sacó adelante a su hijo, sufrió el duro trance de perder a sus padres y a un hermano, y como tantos y tantos de nosotros, un día decidió regresar a nuestra tierra, volviendo a su casa de Belgara, y compartiendo el tiempo entre Tenerife y El Hierro.

Su condición de cristiana practicante, hizo que se integrara dulcemente a colaborar con nuestra Parroquia, colaborando con los sacerdotes en todo cuanto se le solicitara, y hasta hace muy pocas semanas la veíamos haciendo las lecturas litúrgicas en las Misas, dando siempre una imagen de alegría y resignación cristiana, intentando constantemente no dar muestras del dolor y las molestias que su larga enfermedad le producía, dando siempre gracias a Dios por su fe, por su paciencia, y por tantas cosas buenas que la vida le había permitido disfrutar, y dejando de lado los momentos y épocas desagradables que también le tocó vivir.

A su sepelio acudimos todo sus amigos que tanto la quisimos, vinieron también sus amigas y compañeras colaboradoras de La Parroquia de Candelaria, Pacana, Concha, Elsa y Nicolasa y varias mas, vinieron algunos familiares de su esposo Luis, y vinieron y oficiaron El Funeral los tres últimos Párrocos que hemos tenido en Frontera, en un gesto de gratitud hacia Gari por la colaboración recibida de ella mientras ejercieron su Ministerio entre nosotros, también asistió El Párroco de Los Gladiolos, que de joven fue Párroco de El Pinar donde conoció a Gari en su juventud.

La próxima semana tendremos funerales en El Pinar y Frontera por el alma de nuestra querida Gari, allí estaremos si Dios quiere acompañando a su hijo Luis, sencillo heredero de las virtudes de su madre, y si bien ya no la tendremos entre nosotros en las lecturas dominicales y recogiendo la colecta, seguro que la tendremos en nuestros corazones, con la seguridad de que desde El Cielo ella nos mirará complacida y pedirá a Dios por todos nosotros. Hasta siempre Gari, amiga querida, puedes estar segura que le seguiremos tributando a tu hijo Luis y su familia todo el cariño y la ayuda espiritual que ellos necesitan en tan duro trance.

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario