El Hierro Digital

HA FALLECIDO EL SACERDOTE DON ANTONIO MARÍA HERNÁNDEZ

Valora este artículo
(0 votos)
HA FALLECIDO EL SACERDOTE DON ANTONIO MARÍA HERNÁNDEZ HA FALLECIDO EL SACERDOTE DON ANTONIO MARÍA HERNÁNDEZ

En días pasados ha fallecido en Tenerife  el sacerdote D. Antonio María Hernández, fundador del Hogar para mayores Santa Rita en El  Puerto de La Cruz.

Dios se ha llevado tempranamente a un hombre excepcional, a una figura singular, a un sacerdote ejemplar, en suma a un hombre bueno de dimensiones espirituales de difícil  calificación, que  dedicó toda  su vida, sus energías, al cuidado de los ancianos, de los mas desfavorecidos,  de los mas necesitados.

Tuvimos en El Hierro la suerte de  q ue   durante algunos años  fuera  Párroco en El Pinar, San Andrés e Isora allá por los primeros años de la década de los setenta del pasado siglo, y dejó en nuestra isla además de un recuerdo imborrable de su calidad humana, diversas obras materiales que nos harán recordarlo siempre. Hace unos meses tuve la suerte de dedicarle unas de mis crónicas  en La Voz de El Hierro , en la cual hicimos un breve resumen de las importantes  realizaciones que D. Antonio consiguió para El Hierro, entre las que recuerdo,  sus decisivas aportaciones para  la instalación de el agua en La Restinga, La Iglesia  del mismo pueblo,  el arreglo del la   iglesia de San   Andrés  y del cementerio,  y su contribución para que el pueblo adquiriera el edificio de El Casino, hoy llamado La Igualdad,  obras en  La Plaza de Isora y  en su iglesia etc.

Pero junto a todo ello, dejó D. Antonio en nuestra isla, entre los que tuvimos la suerte de conocerle, un cumulo de los mejores recuerdos, por su espíritu de trabajo, su humildad, su deseo incansable de hacer cosas para los demás.

Trasladado a Tenerife en su  Zona Norte, de dedicó a construir y mejorar templos, y como obra colosal a la construcción del Hogar Santa Rita para el amparo de ancianos y personas necesitadas, allí le visité hace algunas semanas, ya convaleciente en su silla de ruedas, pero luchando incansablemente por seguir adelante, cosa que no ha podido continuar pues Dios lo llamó a su regazo.

Tenía D. Antonio un  cariño muy especial a nuestra isla de El Hierro,   aquí dejó muchísimos amigos que siempre  le recordaremos como lo que fue, un hombre bueno, un sacerdote ejemplar,  que quiso todo lo mejor para   los demás. Descanse en Paz, querido D. Antonio María. En El Hierro, hasta las piedras del campo están tristes por su partida.

Modificado por última vez en

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario