El Hierro Digital

Entre los años 1702 y 1704 se perforó el Pozo de la Salud

Valora este artículo
(0 votos)

La historia del Pozo de Sabinosa, o Pozo de la Salud, debería ser investigada y publicada en forma de libro. Numerosos autores han citado el pozo de aguas medicinales, a lo largo de los últimos tres siglos. Sin embargo, falta publicar un buen libro sobre el tema, aunque ya se está elaborando una tesis doctoral (en la Universidad de La Laguna), y artículos que verán la luz antes de final de año.

¿Cuándo se perforó el pozo?

Este ha sido un enigma que ha intrigado a muchos historiadores. Algunos dijeron que su historia se perdía en la noche de los tiempos, y otros creyeron que en 1830. Recientemente, el médico Fabián Hernández situó correctamente la fecha de inicio en el año 1702.

¿Pero cuánto tiempo llevó perforar 11 metros de basalto? ¿Sólo un año?

Después de leer y releer los pocos manuscritos que quedan, permítanme que les exponga mis conclusiones: la perforación duró desde finales de 1702 hasta 1704, en que el agua se “manifestó”.

¿Cuál es el manuscrito que da la clave?

En el Museo Canario, de la ciudad de Las Palmas, se conserva el manuscrito original (no copia) titulado: “Compendio de las antigüedades de la del Hierro...”, del escribano Bartolomé García del Castillo, que aunque sin fecha, se estima que fue concluido para octubre de 1705. Esta obra, antes inédita, está publicada modernamente en el año 2003, en edición conjunta del propio Museo Canario y el Cabildo de El Hierro, bajo el título: “Antigüedades y ordenanzas de la isla de El Hierro”.

¿Cuándo se autorizó abrir este pozo?

Dice el escribano: “Fue servido el señor D. Juan Bautista de Herrera Ayala y Rojas, nuestro dueño y señor, conceder la licencia del título [“Provisión y licencia para abrir un pozo en Sabinosa”] en treinta y uno de mayo de mil setecientos y dos…”

¿Un dueño y señor?

Pues sí. Resulta que El Hierro era una isla de señorío, y el escribano era muy fiel a la autoridad de la isla, incluso un tanto adulador. Pocos años después casi pierde la vida en una revuelta, porque muchos herreños ya estaban cansados de pagar tantos impuestos.

¿Quién fue el primero en probar el agua del pozo?

Realmente debieron ser los obreros que perforaron el pozo. Pero el primero en cantar sus cualidades fue el propio escribano Bartolomé García del Castillo, en el año 1705, dando noticia del agua nueva de Sabinosa: “Manifestose el año próximo pasado, y el presente vi su paraje y probé sus calidades…”

¿Existía ya alguna otra fuente con agua medicinal, en El Hierro?

Pues resulta que sí. El escribano, en otro pasaje, da noticia de otras fuentes, citando la de Sanajonjase, que “hállase hacia Barlovento. Dicen produce peregrinas aguas de medicinales calidades, y en la mañana alegre del Bautista suelen bañarse en ella los dolientes…”

Y eso es todo por hoy, que no quiero cansarles con excesivos datos.

Lo que sí deseo es que el agua del Pozo de la Salud recupere sus propiedades originales, y que el Cabildo ponga todo su esfuerzo es remediar lo que el esforzado Ruedi denunció hace justamente un año.

pozo1895


Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario