El Hierro Digital

CULTIVO DE LAS HIGUERAS EN EL GOLFO

Valora este artículo
(0 votos)

Si bien se tienen datos bastante precisos sobre las primeras plantaciones de viña en nuestra isla, alrededor del año 1,550, y en la zona de Barlovento por el Sr. Jhon Gil, de origen ingles, y que rápidamente se implantó de manera mas amplia en El Valle de El Golfo, no ocurre lo mismo con las primeras plantaciones de higueras en El Golfo, si bien en las primeras décadas del siglo XVII, es decir entre 1,620 y las siguientes, ya si hay noticias documentadas de transmisiones y testamentos de propiedades donde se hace referencia a terrenos con viñas e higueras, así es que ya sabemos mas o menos con precisión desde cuando está presente la higuera en nuestro Valle, resaltando la importancia que ha tenido a lo largo de varios siglos este cultivo, pues su fruto principal los higos pasados han servido de alimento básico en la dieta de los habitantes de El Golfo. Hasta recientes fechas, como las de mi infancia, los higos pasados eran consumidos a diario desde por la mañana en el desayuno con leche y gofio, en el almuerzo acompañando a la comida del mediodía, y por la tarde como merienda para los niños, que llenábamos nuestros bolsillitos de higos pasados y nos marchábamos a corretear por La Plaza al mismo tiempo que nos comíamos los sabrosos higos pasados. Generalmente en todas las casas, siempre estaba presente en la mesa del comedor, un plato de higos pasados, y también eran el obsequio cotidiano a los vecinos que acudían a nuestros hogares y se les brindaba un vaso de vino, acompañado de higos pasados.

También acompañaban a la dieta en el campo, es decir nuestros mayores llevaban en su alforja cuando salían a los trabajos cotidianos en sus terrenos, un barrilote de vino y un pañito con higos pasados.

Algunos propietarios de fincas grandes como mi abuelo Francisco Padrón también vendían para la exportación cierta cantidad de higos pasados, después de una selección de los mismos, y los que no reunían condiciones para la venta o el consumo domestico, se usaba como alimento para las bestias de carga y los cochinos, que les gustaban muchísimo y les eran de gran provecho.

Según mis observaciones, se conocen en El Golfo varias clases de higueras, es decir higueras que producen frutos distintos , detallándolas asi, Cotias, Negras, Blancas, Moradas o Nogales, Breveras de dos o tres clases y Vicariñas, cada una de ellas tiene una estructura distinta, e incluso sus propias hojas de diferencian, y se da el caso muy curioso de que cada una de estas variedades se hallan plantadas mayoritariamente en zonas agrupadas en razón de su característica, las Cotias en Los Llanillos desde La Costa hasta las medianías, y también en las zonas bajas de Frontera y Sabinosa, Las Moradas en las medianías de la parte central de Frontera, Las Blancas en la parte alta de Los Llanillos y de el resto de El Golfo, Las Negras en Tejeguate y la zona de Aguanueva, Las Puntas y Guinea , y en los bajos de Sabinosa, y Las Breveras y Vicariñas, variedades estas que menos abundaban, en las zonas de medianías y bajas de El Valle.

Las Moradas en particular llegaban a producir tres cosechas en el año, especialmente en la zona baja , los llamados higos disvariados, las brevas, y los higos, y también algunas higueras blancas producían dos cosechas, brevas blancas e higos blancos. Todas las variedades permitían su consumo en fresco, pero desde el punto de vista comercial eran los higos los que permitían ser pasados al sol en los recordados tendales y después calcados en recipientes apropiados donde se conservaban durante largos meses y como ya se ha dicho servían como elemento fundamental en la dieta de los vecinos.

También se aprovechaba la hoja de las higueras como alimento para el ganado vacuno, incluso los brotes tiernos llamados gajos cuidadosamente picados servían como alimento para las bestias de carga.

En la zona de El Pinar fueron plantadas la mayor cantidad de higueras de la isla, y durante mucho tiempo han sido fundamentales en la economía de sus vecinos, y aún en la actualidad se siguen atendiendo y cuidando las higueras y sus higos pasados son muy apetecidos dentro y fuera de nuestra isla.

Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Dirección: Aurora Murciano. © El Hierro Digital | Todos los Derechos Reservados

Acceso o Registro

Identificarse con facebook

Registro

Registro de usuario